LOS NAZIS EN EL PODER

En enero de 1933 el presidente de la República, Hindenburg, ante la inestabilidad política y el fracaso de gobiernos anteriores, nombra a Hitler presidente del Gobierno y le encarga la formación de un nuevo gobierno.

En su primer Gobierno dio cabida a políticos de todos los partidos y los nazis estaban en minoría, la actitud de Hitler da confianza, se muestra cauto y prudente. Sin embargo, es sólo una fachada y enseguida se lanzará a la eliminación sistemática de la oposición política.

Hitler en una conferencia de partido

Hitler en una conferencia de partido

El 1 de febrero el presidente disolvió el Reichstag. La noche del 27 de febrero se produjo el incendio del Reichstag, se culpó a los comunistas y se lanzó una fuerte persecución contra ellos, 4.000 fueron detenidos, aunque fue provocado por los nazis para tener una excusa oficial para reprimir a las fuerzas de izquierda.

A partir de entonces dejó de existir el Partido Socialista y todos los demás partidos. Hitler se había quitado la careta democrática y había llegado a la dictadura de un único partido: el suyo.

Incendio del Reichstag

Incendio del Reichstag

El 2 de agosto de 1934 muere el presidente Hindenburg. Hitler asumirá los poderes del presidente de la República, ya no tenía oposición, con ello aumenta todavía más sus poderes y controlará todos los resortes del Estado.

El Estado nazi aparecía totalmente articulado y vertebrado en torno a la figura del Führer al que se debía jurar obediencia ciega y lealtad incondicional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s